IR A VIVIR EN EL CAMPO NOS PERMITE RECONECTARNOS CON LA NATURALEZA, LOS CAMBIOS DE ESTACIÓN, RELACIONARNOS DE FORMA MÁS PROFUNDA CON NUESTROS VECINOS PARA ESTABLECER CON ELLOS REDES DE APOYO.

VIVIR DEL CAMPO ES:

-CONOCER LOS USOS Y COSTUMBRES DE LA ZONA

-CONOCER A LAS PERSONAS Y OFICIOS (redes de apoyo mutuo, asociaciones, colectivos, cofradías, etc.)

-PARTICIPAR DE FORMA ACTIVA DE ACTIVIDADES COMUNALES Y DE OCIO (desde facenderas a fiestas comunales)

-PERMITIRNOS CULTIVAR Y CONSUMIR NUESTROS PROPIOS ALIMENTOS -TRABAJO DURO, MENOS COMODIDADES Y MENOS OFERTA DE OCIO…

NO NECESARIAMENTE ES UNA VIDA SLOW, SIMPLEMENTE ES LA POSIBLIDAD DE UNA VIDA MÁS SALUDABLE Y MÁS PLENA